En general, la mayoría de los portarretratos pueden ser un poco aburridos, pero ¿quién dijo que las fotos más lindas y divertidas tienen que estar presentadas así? A continuación, presentamos orgullosamente un trabajo muy original y sencillo para mostrarles. Se trata de una manualidad con fotos, ideal para regalar algo un poco más desestructurado y divertido. Este paso a paso es justo lo que estabas buscando y necesitas para hacer tu propio marco de fotos.

manualidades con fotos para regalar

Como siempre, lo primero a tener en cuenta son los materiales que utilizaremos:

-Pegamento o cola

-Cartulina o cartón de un color a elección

-Un paño o una tela

-Y, por supuesto, no debemos olvidarnos de las fotos


Pasos a seguir:

En primer lugar, debemos elegir las fotos que utilizaremos. Lo ideal es elegir un grupo de fotos que sea consistente y estable, es decir, que tenga un tema en común, como un viaje, una persona única (o hasta una celebridad), o una ocasión especial como un cumpleaños o aniversario. Luego, debemos recortarlas y situarlas sobre la cartulina o cartón.

manualidad con fotos

Una excelente idea es elegir un color de cartulina que contraste con las fotos (por ejemplo, negro). Ahora bien, el paso siguiente será disponerlas prolijamente y pegarlas con cola (preferiblemente transparente), de tal manera que queden alrededor de tres o cuatro centímetros entre las fotos y, a su vez, entre éstas y los bordes de la cartulina.

manualidades

 

Para ir terminando, procederemos a frotar despacio las fotos con un paño suave o tela (como las que se usan para limpiar los lentes de los anteojos o las pantallas de algunas computadoras). Esto es importante para que queden bien pegadas, sin necesidad de frotarlas con las manos. Esto arruinaría seriamente la calidad de las fotos. ¡Y eso es todo!

manualidades

Como cualquiera puede ver, se trata de una idea novedosa, un trabajo cuyo paso a paso es muy sencillo de seguir. Es una manera atractiva de presentar aquellas imágenes que más nos gusten. También es importante divertirse eligiendo las fotos y combinándolas con el color de la cartulina. Podemos regalar esta obra en una ocasión especial o elegir asimismo un lugar o rincón bien visible en la habitación para favorecerla y decorarla. Nuestro portarretratos puede sujetarse a la pared con chinches (lo que, además, permitirá cambiarlo de lugar fácilmente) e, incluso, podemos realizar varios (con fotos más pequeñas) y combinarlos de tal manera que formen un divertido y entretenido mural.



Recomendaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Juan Carlos Matos.
Fecha de publicación: marzo 21, 2014.

Para citar este artículo en formato APA: