Saltar al contenido

Manualidades reciclables para niños

Para los chicos, aprender a reciclar puede ser tanto excitante y divertido como provechoso y conveniente y, por eso, la educación en cuanto al reciclaje debe comenzar cuanto antes, como un principio básico y fundamental. Por ejemplo, pueden aprender a destinar ciertos espacios para el reciclaje en los distintos ambientes de la casa, sea la cocina, el baño, la sala de juegos o de estudio y demás. Es una buena forma de separar los diferentes tipos de materiales que se van a reciclar, especialmente en lo que respecta al papel (ellos mismos se sienten responsables juntar diarios y revistas viejos, por lo que puede llegar a ser de utilidad colocar cajas o cubos para papel en la habitación de los niños, bien a la vista).

Es importante, asimismo, fomentar una actitud responsable ante el comunismo, ante los impulsos desenfrenados por comprar indistintamente, ayudándolos a crear sus propios juguetes . Por todo ello, dedicar cierto tiempo a trabajar con manualidad reciclables para niños es una etapa imprescindible de este aprendizaje. Además, hay muy variadas ideas y materiales a utilizar, como recipientes viejos, botellas de vidrio, potes de comida, cartones de huevos, etcétera.

En esta ocasión, presentaremos una gran idea original y novedosa: una oruga elaborada a parir de cartones de huevos.

Materiales a utilizar:

-Cartones de huevos

-Pinturas de distintos colores

-Un pincel

-Un par de ojitos móviles

-Un limpiapipas

-Pegamento

-Un par de tijeras.

Ahora sí, ya estamos listos para trabajar.

Instrucciones paso a paso:

Para elaborar estas manualidades para niños, en primer lugar, disponiendo de un cartón de huevos que haya sido previamente limpiado con cuidado, lo recortaremos hasta formar una corta hilera de tres o cuatro pequeños potes.

A continuación, con ayuda del pincel, los colorearemos con la pintura elegida (claro que los niños pueden elegir sus colores o tonos preferidos).

Ahora bien, en el primer pote de nuestra hilera de cartón, pegaremos un par de ojitos móviles, para que constituyan la cabeza de la oruga. El pegamento puede ser aplicado, de manera práctica y prolija, a través de un palillo o cucharita.

Ya para ir terminando, cortaremos a la mitad un limpiapipas porque, para finalizar, cada una de esas mitades será pegada a la “cabeza” de la oruga, para formar las características antenas de nuestro llamativo insecto. Y eso es todo por hoy, aunque podemos pensar también en otros insectos como abejas, mariposas y hasta gusanitos. Dejamos más trabajo a su imaginación y creatividad.

Créditos & citaciones en formato APA: Sitio web Manualidadespara.com, equipo de redacción profesional. (2014, 04). Manualidades reciclables para niños. Juan Carlos Matos. Obtenido en fecha , desde el sitio web: http://www.manualidadespara.com/manualidades-reciclables-para-ninos.html.